10 imperdibles restaurantes para los fans de Polanco

Polanco es una de las zonas más bonitas y dinámicas de la ciudad. En esta colonia hay parques, edificios impresionantes, museos, vida nocturna y muchos, muchos restaurantes.

De hecho, hay tantos, que a veces puede ser complicado decidir en cuál de todos comer. Aquí te platico los 10 que no te puedes perder si vas por aquí, ya que no tienen sucursales pero tienen excelente comida.

10. Ivoire

Fuente de la imagen: mexico-city.restorando.com.mx

Ubicado en Emilio Castelar 95, este restaurante tiene una privilegiada vista al parque y una decoración de excelente gusto.

Sirven comida francesa que les queda excelente pero también tienen platillos internacionales imperdibles, como el risotto de hongos.

De entrada les recomiendo el fondue de queso, de plato fuerte las costillas braseadas de short ribs con salsa portobello y de postre un tarte tatin y un crème brulée. Para el maridaje tienen una amplia carta de vinos, pide recomendación al sommelier.

9. Hacienda de los Morales

Fuente de imagen: Página de Facebook Hacienda de los Morales

Clásico de clásicos. Este restaurante, que como dice el nombre es una ex hacienda ubicada en Juan Vazquez de Mella 525 , tiene cientos de años de historia y tradición.

Sirven comida mexicana y aunque los precios no son nada accesibles, vale la pena romper el cochinito de vez en cuando para ir.

Les recomendaría platillos en especial pero de verdad todo lo de la carta es excelente, tanto así que este restaurante tiene el certificado de excelencia de Tripadvisor, dos Diamond awards y el certificado de Tesoro de México.

A demás de restaurante también ofrecen servicio de eventos y banquetes.

8. Quesadillas Maria Isabel

Fuente de imagen: Página de Facebook Quesadillas Maria Isabel

Con bajo presupuesto también puedes comer delicioso en Polanco y las Quesadillas Maria Isabel son el mejor ejemplo.

En Emilio Castelar 14, este pequeño local tiene colas de espera en fines de semana, así que ve entre semana o llega a buena hora. Las quesadillas, fritas de masa gruesa, son un verdadero manjar.

Se sirven acompañadas de crema de rancho y salsas (de las que pican y no pican), y las hay de champiñón, flor de calabaza, pollo y papa, entre otros.

También hay otros antojitos mexicanos como sopes, flautas y tostadas. Para bajar todo pide un agua fresca, son buenísimas.

7. Casa Portuguesa

Fuente de imagen: Página de Facebook Casa portuguesa

El nombre dice lo obvio, este lugar sirve comida portuguesa, y vaya que es buena.

Poco conocida en México, la gastronomía portuguesa tiene deliciosos platillos con base de mar, y en la CDMX, nadie los prepara como Casa Portuguesa.

La especialidad del lugar es el bacalao, que lo puedes pedir en una de sus distintas presentaciones, pero también tienen cortes de carne muy buenos y unas croquetas de carne que se volvieron mi adicción.

Además, tiene la terraza más bonita del parque Lincon. Se encuentra en Emilio Castelar 111.

6. Spuntino

Fuente de imagen: Página de Facebook Sputino

Otro con terraza con vista al parque, este restaurante de cocina argentina siempre está a reventar, así que haz reservación.

Los cortes de carne son para chuprase los dedos, y si los acompañas con un Aperol Spritz, especialidad de la casa, encontrarás la fórmula de la felicidad.

Las empanadas, pizzas y chorpian también son imperdibles. Por último, cierra una tarde perfecta con unos dulces alfajores. Esta joya argentina esta en la esquina de Emilio Castelar y Alejandro Dumas.

5. La Bottiglia

Fuente de imagen: Página de Facebook La Bottiglia

Este restaurante, ubicado en Edgar Allan Poe 8, te hará sentir que estás en un rinconcito de Italia.

La decoración, la tranquilidad y los clásicos platillos italianos hacen de este lugar una auténtica trattoria. Cada vez que voy, pido, de ley, algún platillo (si no es que todos) que lleve salsa de jitomate.

No sé que le ponen pero hacen la mejor arrabiata. De entrada, los espárragos con parmesano son buenísimos y de postre no te puedes saltar los profiteroles. A demás, el pan y mantequilla que ponen al principio son una delicia.

4. La aceituna

Fuente de imagen: Página de Facebook La aceituna

A demás de servir excelente comida española, la aceituna, ubicado en Luis G. Urbina 4, tiene un ambientazo, lo que lo hace el lugar ideal para ir a ver el fut.

 

Cuando voy, no pueden faltar en la mesa croquetas de jamón serrano, alcachofa a los cuatro quesos y calamares rebozados. A demás, depende del hambre que traiga y la cantidad de gente que me acompañe, pedimos patatas bravas, tortilla de patata, pan tomate y cada quien su plato fuerte. Mi favorito es el filete a la pimienta.

Para el postre, la tarta Santiago. De las mejores que he probado.

3. Ouzeria

Fuente de imagen: Página de Facebook Ozueria

Si es una tarde calurosa y tienes ganas de algo fresco, no dudes ir a Ouzeria, en Julio Verne 95.

 

Este lugar sirve la mejor comida griega que he probado (aunque la verdad no he probado mucha). Sus platillos, de cocina mediterránea, son frescos y en general, muy sanos.

Te recomiendo las Spanakopitakia (empanadas), el tzatziki (dip de yogurt), la ensalada griega, los gyro (se parecen a los kebabs), las albóndigas de ternera y los calamares empanizados. Los drinks son buenísimos y muy originales.

2. La Loggia

Fuente de imagen: Página de Facebook La Loggia

Otro italiano imperdible. A diferencia de La Bottiglia, La Loggia tiene un grio más fresco y moderno,pero no por eso deja de tener excelentes platillos típicos de Italia.

 

El lugar es elegante y con un excelente servicio, y la terraza es súper agusto. Mis entradas favoritas son el provolone ahumado, las berenjenas y la burrata.

Cualquier plato fuerte esta delicioso, pero con las pastas se lucen y para los postreros, el helado de avellana es una grosería lo bueno que está.

1. Nautilus

Fuente de imagen: Página de Facebook Nautilus

En este caso, voy a empezar con la recomendación del postre porque el pastel Príncipe Alberto de este lugar es mi favorito en el mundo entero.

El restaurante Nautilus está abierto desde 1955 en Presidente Masaryk 360 y sigue con mucho éxito por una buena razón: la frescura de sus ingredientes que nunca han sido congelados.

Para un restaurante de mariscos y pescados es muy difícil lograr esto, pero Nautilus lo hace y se nota en el sabor de sus platillos. Todo lo que pidas en este lugar es calidad.

 

Estos lugares son algunas paradas obligatorias que hago cada vez que voy a polanco, pero para ser  honesto, hay muchos más.

Si quieren una segunda parte del artículo para más recomendaciones de lugares en esta exclusiva zona de la ciudad, háganmelo saber en los comentarios.

También puede interesarte:

Conoce 10 tamales con los sabores más extravagantes

También puede interesarte:

Vamos de bar hopping por las mejores mezcalerías de Coyoacán

También puede interesarte:

5 tradicionales cantinas con las botanas más deliciosas

 

 

0 Comments

Deja tu comentario

Introduce un email válido.