Baby O’, 5 razones para lanzarte al Antro más histórico de México

Desde los años 50, en su época de oro, Acapulco ha sido sinónimo de fiesta. Su vida nocturna nunca nos ha defraudado gracias a varios antros y clubes de playa legendarios. Pero sólo existe uno que no sólo ha sobrevivido por más de 40 años, si no que tiene la misma, o incluso mayor, popularidad que el día de su inauguración. Estoy hablando del único e irrepetible Baby O’.

Este antro que abrió sus puertas al público en 1976 en La costera Miguel Alemán, y cuya arquitectura asemeja una cueva de la época de los cavernícolas, ha recibido  todo tipo de personalidades; desde políticos hasta la realeza, el Baby O ha sido sede de fiesta para las personas más influyentes de México y el mundo.

Fuente de imagen: Página oficial de Facebook de Baby O

Enrique Peña Nieto, la princesa Estefanía de Mónaco, Pirce Brosnan, Manuel Mijares, Emilio Azcarraga,Bono y por supuesto Luis Miguel son sólo algunas de las celebridades que han disfrutado de este lugar.

Te preguntarás, ¿Por qué tanto alboroto por  un lugar tan caro y tan difícil de entrar? Aquí te platico las verdaderas razones por las cuales el Baby O es el rey de los antros.

5. La música

En el Baby hay la combinación perfecta entre éxitos actuales y los amados clásicos, que seamos honestos, son los que mejor ambiente ponen.

Fuente de imagen: Página oficial de Facebook de Baby O

4. El ambiente

No sé si es la manera en que las mesas están acomodadas para que puedas ver a todas las personas del lugar, el hecho de que el lugar nunca se llena tanto como para no poder caminar (gracias a la estricta cadena), que la pista es perfecta para bailar o que la temperatura es ideal para no morirte de calor como suele suceder en los antros playeros; pero el ambiente del Baby O siempre es excelente. Risas, baile y mucho ligue hacen las noches de Baby inolvidables. Cuenta la leyenda que sobre oxigenan el lugar para que la gente se sienta más despierta.

Fuente de imagen: Página oficial de Facebook de Baby O

3. Las bebidas

Aunque el cover es estúpidamente caro, para nuestra grata sorpresa los drinks no lo son. Vaya, si son caros pero igual que en cualquier antro fresa de la CDMX. A demás,  tienen la especialidad que son las jarras de Baby Mango. Es una especie de raspado con vodka mango y chamoy. Son peligrosas pero imperdibles.

Fuente de imagen: Página oficial de Facebook de Baby O

2. La cena

Antes de irte, es parada obligatoria pasar al restaurante que esta dentro del antro. No sé si es la peda, pero te juro que en ese lugar tienen la mejor pizza y chocomilk del mundo (suena como una combinación rara pero es un combo ganador para cerrar una noche épica con broche de oro).

Fuente de imagen: Página oficial de Facebook de Baby O

1. La gente

La mera neta es que la razón principal por la cual el Baby sigue siento el antro más exitoso de México es porque va la gente más rica del país. Sí es un excelente antro por todas las razones que mencione anteriormente, pero la única manera de que sobreviva un lugar al que dejan entrar sólo a la gente que les parece merecedora es que en varias mesas haya consumo de por lo menos $15,000.

Fuente Imagen: El Siglo de Torreón

Entonces, si eres un mortal común y corriente como yo y quieres conocer el antro más exclusivo de México, ve ahorrando y haciendo reservación desde ahorita y reza porque «Zebra» no esté de mamón.

También puede interesarte:

7 antros en los que superar a tu ex será pan comido

También puede interesarte:

5 impactantes escándalos de antros famosos en 2018

También puede interesarte:

7 consejos básicos a considerar para salir de antro

0 Comments

Deja tu comentario

Introduce un email válido.