5 Fantásticas playas para hacer un tour por Nayarit

A aproximadamente 9 horas al noroeste de la Ciudad de México se encuentra una joya tropical imperdible para los surfistas y amantes del mar; la costa de Nayarit.

Este conjunto de playas que delimitan la frontera entre el océano pacífico y una frondosa selva son bien conocidas por su variedad de ambientes que complacen desde la persona más tranquila hasta al “party animal” más salvaje.

Fuente de la imagen: Programa Destinos México

Vamos a salir de la Ciudad de México, rumbo a Guadalajara, hay que salir muy temprano para llegar con sol a nuestro primer destino porque no queremos que nos agarre la noche en plena jungla.

Después de parar a comer en Guadalajara (si todo sale bien, estaremos saliendo de ahí a las 3:00 pm aproximadamente) nos vamos a ir directo a la playa Punta Mita, un espacio fascinante para descansar y pasar un buen rato.

Punta Mita:

surf
Fuente de la imagen: Flickr

Uno de los días que estemos en Punta Mita, vamos a visitar las Islas Marietas, que tienen una playa escondida abajo.

Aunque algunos dicen que es un “must” otros dicen que este lugar es un tourist trap, pero hay que descubrirlo por nuestra cuenta.

En punta Mita solo nos vamos a quedar una noche porque, aunque es divino el lugar, nos va a quitar un gran porcentaje del presupuesto.

Sayulita:

Sayulita
Fuente de la Imagen: Wikimedia commons

El siguiente destino es Sayulita aquí si, nos quedaremos más rato, ya que el pueblo tiene mucho que ofrecer. Vamos a rentar un Airbnb coqueto que tenga alberca porque para nadar esa playa no es muy buena; tiene muchas piedras, gente y basura.

Nuestros días en Sayulita (que van a ser 3 o 4) van a ser así: nos vamos a preparar el desayuno en la casa para ahorrar porque los restaurantes no son tan baratos, vamos a hacer la digestión asoleándonos y de ahí nos vamos a ir a surfear.

Rentar una tabla cuesta $200 todo el día entonces lo podemos hacer diario. Después de agarrar unas buenas olas vamos a ir a comer (en la Trattoria Toscana está el risotto más delicioso que he probado), por un helado y después a pueblear.

Sayulita es un pueblo divino y súper colorido. Si para la noche todavía nos sobra energía, nos vamos a Don Pato o Aria a sacudir el esqueleto, si no, a descansar para otro día de surf tempranero.

San Francisco:

Nayarit
Fuente de la imagen: Flickr

Entre Sayulita y Lo de Marcos; esta San Francisco. Este  lugar tiene un pueblito con un encanto sin igual donde vamos a dormir dos noches y disfrutar de los atardeceres, de las olas y de los bares bohemios con ambiente surfista.

Nuestra siguiente parada es Lo de Marcos, se van a morir con los paisajes de esa carretera, empezando por las hectáreas de agave en Tequila y terminando con la imponente selva de Nayarit. Y ahí comienza nuestra aventura.

Lo de Marcos:

Lo de marcos
Fuente de la imagen: Wikimedia Commons

En Lo de Marcos nos vamos a quedar solo una noche, así podrémos disfrutar del atardecer y del mar. Ahí vamos a descansar en nuestro cuarto de hotel, comer un buen pescado zarandeado y darnos un chapuzón al día siguiente. De ahí, nos pasamos a Guayabitos, nuestro destino final de esta travesía.

Rincón de Guayabitos:

Fuente de la imagen: ClickOnero

Esta mágica playa tan popular como desconocida por muchos, es el mejor premio para el final del tour, ya que es una playa tranquila, con aguas cálidas y una temperatura maravillosa.

Aquí podrás comer a muy buen precio y hospedarte en algún buen hotel sin necesidad de gastar mucho, eso sí, Guayabitos ha cambiado mucho en los últimos años, y al ser tan popular también se ha contaminado un poco, tanto en gente como de basura, pero aún así es un destino que vale la pena conocer.

¿Qué opinan? ¿Armamos el plan?

También puede interesarte:

Esto lo tienes que saber, tu preferido es… “Hostales vs Airbnb”

También puede interesarte:

Road trip hacia el sureste mexicano

También puede interesarte:

¿Ya conoces las playas más bellas de México?

0 Comments

Deja tu comentario

Introduce un email válido.